¿Eres responsable de un hotel? ¿Los temas medioambientales te preocupan? ¿Quieres formar parte del cambio? Ser un hotel sostenible es un desafío para la mayoría de los hoteleros, pero es sobre todo necesario para el planeta. Te ayudamos a dar el primer paso con estas ideas.

Una industria que contamina mucho

Según las Naciones Unidas, la industria hotelera es responsable de 1% de las emisiones globales. Hoy en día, es fácil tomar un avión, cruzar la frontera o hacer un crucero. Gente en todo el mundo viaja, cada vez más, y las previsiones turísticas para los próximos años son buenas. Es una excelente noticia para los profesionales del sector, no tanto para el planeta.

Dado que la demanda no va a disminuir, es esencial implementar ciertas medidas para reducir las emisiones globales causadas por la industria hotelera. Si cada hotel, hostal o resort está dispuesto a cambiar una sola cosa, eso llevará a resultados significativos. Hacer que tu hotel sea lo más responsable posible es una necesidad.

ser un hotel sostenible

Algunas tendencias para ser un hotel sostenible

Hay una multitud de medidas que puedes tomar para que tu hotel sea un eco hotel. Tienes que elegir cuáles son las mejores según tus necesidades y tus recursos. Por eso, vamos a descubrir 5 tendencias principales y ver algunos ejemplos para acercarte a un hotel responsable.

1) Dejar de malgastar comida

La comida que acaba en la basura es uno de los mayores problemas en los países occidentales. Además de representar un gasto económico innecesario, también está muy mal considerado por los huéspedes. Es realmente importante ajustar lo más posible las compras de alimentos para estar seguro de no tirar comida. Si a pesar de tus esfuerzos, acabas el día con comida sin consumir, puedes colaborar con apps como Too Good To Go que dan la oportunidad a consumidores de tu ciudad de comprar esta comida por poco dinero.

2) Limitar el uso del agua

El agua es un recurso cada vez más escaso. Es necesario ahorrarlo. Aunque la mayoría de los huéspedes son sensibles a este problema, siempre es buena idea fomentar su conciencia. No dudes en comunicar sobre tus buenas prácticas para ahorrar agua. Puedes también decidir instalar filtros en los grifos de los lavabos o de la ducha, además de verificar que no exista ninguna fuga de agua en el inodoro.

3) Reducir el uso del plástico

No hace falta explicar que el plástico es un problema para el medio ambiente. Es una especie de tradición por parte de los hoteles, ofrecer productos de uso único a sus huéspedes. El problema es que el conjunto de dichos productos representa a lo largo del año un consumo de plástico importante. Para paliarlo, es buena idea instalar dispensadores de jabón y champú en la ducha. Trata también de eliminar las botellas de plástico en las mini neveras o en el buffet del desayuno.

4) Controlar el consumo de energía

Reducir el consumo de energía es tan bueno para el planeta como para tu bolsillo. Como para el agua, fomenta la toma de conciencia de tus huéspedes y ayudales a reducir su propio consumo en tu hotel. Deja de poner a su disposición un calentador de agua o un mini-nevera en cada habitación, pero dales la posibilidad de usarlos en las salas comunes. Las personas los utilizarán menos que si estuvieran en sus habitaciones. Otra buena idea es asegurarte de cambiar cada bombilla por luces LED.

5) Mejorar la arquitectura de tu hotel

Cada pequeño detalle puede acercar tu hotel al modelo de hotel sostenible. Trabajar el tema de la arquitectura puede brindar buenos resultados y ahorrarte dinero. Existen muchas decisiones que puedes tomar como instalar paneles solares en tu tejado y así, producir tu propia energía si te ubicas en una zona muy soleada o utilizar material de construcción eco-friendly para cada nueva dependencia o para renovaciones.

Todas estas tendencias son buenas para ser un hotel sostenible, pero no hace falta que sigas cada una de ellas. Necesitas evaluar los recursos que tienes disponibles (dinero, tiempo, empleados…) para decidir cuales son las mejores para ti.

ser un hotel sostenible

Beneficios de ser un eco hotel

Transformar tu hotel en un hotel sostenible es esencial para proteger el planeta y contribuir a un estilo de vida más saludable para cada uno. Sin embargo, no se trata del único beneficio para los establecimientos hoteleros.

1) Mejorar la imagen

Hoy en día, las empresas que no se preocupan por el medio ambiente están mal vistas. Eso es tan importante tanto en el sector hotelero como en cualquier otra industria. Tomando algunas medidas para ahorrar agua o energía, por ejemplo, y comunicar correctamente acerca de ellas es una excelente manera de mejorar su imagen.

2) Atraer a más clientes

En cualquier parte del mundo, los huéspedes se preocupan por el medio ambiente, especialmente las nuevas generaciones. La sostenibilidad es un criterio de selección muy importante para la mayoría de ellos a la hora de decidir donde pasar las vacaciones o el fin de semana. Ser un hotel sostenible es una gran oportunidad para atraer a más clientes y también no perder a ninguno de los que ya tienes.

3) Aumentar ingresos

Los Millennials son el segmento más interesante para los hoteles actualmente y están dispuestos a pagar más para pernoctar en hoteles que cuidan el planeta de manera activa. Entonces puedes decidir ajustar tus tarifas y tu comunicación para atraerles.

Ser un hotel sostenible te permite proteger el planeta y obtener más clientes. Sin embargo, es esencial tener en mente que para que estos esfuerzos sean eficaces hay que mantenerlos en el tiempo.